Recomendados

viernes, 4 de septiembre de 2009

FRANCISCO I. RESQUÍN - CAMPAÑAS DE COIMBRA, URUGUAYANA y CORRIENTES

General FRANCISCO I. RESQUÍN (*)
ASALTO AL FUERTE DE COIMBRA
** El 26 de Diciembre de 1864, el coronel don Vicente Barrios mandó ocupar las posiciones más convenientes, para sus operaciones, sobre el fuerte de Coimbra, primera fortificación brasileña sobre el Alto Paraguay, abajo de la desembocadura del río Mbotetey.
** Al siguiente día, el mismo coronel dirigió un parlamento al comandante de aquel fuerte, intimándole la desocupación, al cual contestó el coronel Porto Carrero, jefe del fuerte, negándose a cumplir la orden.
** Entonces el coronel Barrios mandó hacer fuego, que fue contestado inmediatamente, sufriendo los brasileños muchos perjuicios producidos por las cañoneras paraguayas, artilladas con piezas de a 68.
** El sargento mayor González se ocupaba a la vez en la apertura de varias picadas, a retaguardia del fuerte, para colocar en batería su artillería ligera, que debía apoyar el asalto sobre el murallón del fuerte brasileño.
** El 28 del mismo mes, dicho mayor González dio principio al asalto, logrando treparse con sus valientes tropas de infantería sobre aquel muro trabajado con todas las precauciones de la guerra.
** Sin embargo, las fuerzas paraguayas fueron rechazadas a las seis de la tarde, por los defensores del fuerte, y merced a un vapor de guerra que estos tenían arriba del fuerte, cuyos fuegos perjudicaban mucho al asalto.
** En la misma noche del 28 de Diciembre y aprovechando la obscuridad, los brasileños abandonaron el fuerte, y fugaron en el vapor de que disponían.
** En vista de esto, el coronel Barrios mandó guarecer aquel punto con fuerzas de su comando, y luego siguió sus operaciones sobre Alburquerque y Corumbí, cuyos puntos también halló abandonados, por haberse refugiado sus respectivas guarniciones en la provincia de Matto Grosso.
** El 8 de Enero de 1865, los vapores paraguayos, en sus exploraciones del río San Lorenzo, logran apresar al vapor brasileño Añamay, con su tripulación, el cual fué conducido a Corumbá.
** En este estado quedaba el territorio paraguayo de la derecha del río Apa, cuestionado por el Brasil.

OCUPACION DE CORRIENTES
** El 13 de Abril de 1865, el gobierno del Paraguay, continuando sus operaciones contra la triple alianza, mandó ocupar la ciudad de Corrientes, por una división de veinte y dos mil hombres de las tres armas, cinco vapores con tropas de desembarque al mando del brigadier general don Wenceslao Robles, quien tenía instrucciones de unirse con la división del comandante Estigarribia, que había marchado de Villa Encarnación, frontera Sur de la República, con diez mil hombres, también de las tres armas, en operaciones sobre las primeras poblaciones brasileñas de la izquierda del río Uruguay, dedicando repasar este río por el mejor paso, para replegarse a la división del general Robles y llevar adelante la campaña.
** Al aproximarse al pueblo de Corrientes los buques paraguayos, fueron cañoneados por los vapores argentinos Gualeguay y 25 de Mayo; pero al momento contestaron aquellos el fuego, obligando a éstos a retirarse en fuga, y apresándolos a corta distancia, los condujeron de nuevo al mismo puerto.
** La ciudad de Corrientes se hallaba abandonada por su gobernador Lagraña, y su guarnición se había puesto en marcha, para incorporarse a las fuerzas del general Mitre.
** El general Robles se hizo cargo de varias notas oficiales dirigidas por el presidente argentino general Mitre, al gobernador de Corrientes Lagraña, en las que le ordenaba que estando destinada a la ciudad de Corrientes, para servir de base "de las operaciones de los ejércitos de la triple alianza, contra el tirano del Paraguay, que para este fin se contrataran las mejores casas dentro de la ciudad, para hospitales de sangre; que se hiciesen contratos con los hacendados de la provincia, para compras de caballos y ganado vacuno, a cuyo efecto le enviaría en primera ocasión el dinero necesario".
** Dejando en la ciudad de Corrientes una guarnición de mil hombres, con cuatro piezas de artillería ligera, al mando del sargento mayor Martínez, el 18 de Abril de 1865 marchó el general Robles con la división del Sud, al frente de veinte y un mil hombres de las tres armas, a "buscar de paso la incorporación de la división del comandante Estigarribia, para llevar sus operaciones sobre Concordia.

CONTRAMARCHA DEL GENERAL ROBLES CON LA DIVISION DEL SUD
** El 18 de Junio de 1865 recibió el general Robles una orden del mariscal López, para contramarchar con la división de su comando a tomar campamento por las cercanías de la capilla del Empedrado, y esperar allí nueva instrucción de operaciones sobre los ejércitos de la triple alianza.

COMBATE EN EL PUERTO DE LA CIUDAD DE CORRIENTES
** El 25 de Mayo de 1865, el general Paunero, con seis vapores de la escuadra aliada, conduciendo a bordo tres mil hombres de desembarque, que se hallaban de estación en el puerto de Rincón de Soto, cerca de Goya, en la provincia de Corrientes, al tener noticia del movimiento del general Robles, aprovechó la oportunidad, y se lanzó con toda su fuerza sobre la pequeña guarnición de Corrientes, trabando reñido combate con las fuerzas paraguayas que en ella se encontraban.
** A pesar de la pericia y del valor del mayor Martínez, jefe de ésta, no pudieron resistir el empuje de una fuerza tan superior, y tuvieron que retirarse sobre el puerto de Corrales, dejando aquella ciudad cubierta de cadáveres.
** El mayor Martínez tuvo en esta acción una pérdida de ochenta y dos muertos y una pieza de artillería, y las pérdidas del enemigo no se pueden calcular con exactitud aunque se calculaba en más de doscientas.
** En cuanto se efectuó la retirada, el general Paunero también abandonó la ciudad de Corrientes, después de que sus tropas la saquearon; así fue que el mayor Martínez volvió a ocuparla nuevamente con su ejército.

COMBATE NAVAL EN FRENTE DEL RIACHUELO
** El 11 de Junio de 1865 remontaron el río Paraná diez vapores de guerra con seis transportes de la escuadra de la triple alianza, estacionándose frente a la desembocadura del Riachuelo, situado abajo de la ciudad de Corrientes; con el fin de establecer el bloqueo de posiciones paraguayas.
** La escuadra paraguaya, compuesta de ocho vapores de guerra y cuatro lanchas cañoneras, la cual se hallaba fondeada en las Tres Bocas, al mando del capitán de navío y comandante en jefe don Pedro Ignacio Meza, éste recibió orden del general en jefe de los ejércitos del Paraguay mariscal don Francisco Solano.
** Cumpliendo dicha orden el general Robles contramarchó desde el paso Batel, territorio argentino, dejando despejados los campos que había recorrido, y que antes se encontraban invadidos por fuerzas de aquella provincia, al mando de los generales Cáceres y Hornos, empeñados en retirar las caballadas de las estancias de aquellas comarcas.
** Cuando el general Robles iba en marcha, tanto en Bella Vista, como en San Roque y en Goya recibió del enemigo varias cartas de invitación para plegarse con sus fuerzas a los ejércitos aliados, proponiéndole combatir al tirano del Paraguay y una vez derrocado su gobierno él sería el presidente de la República.
** Dichas cartas fueron dirigidas al general Robles por don Fernando Iturburu, uno de los jefes del comité revolucionario que en Buenos Aires se había organizado.
** A medida que el general Robles iba recibiendo dichas cartas, las enviaba al mariscal López, y tales cartas fueron las que motivaron la orden de contramarcha, haciendo fracasar las combinaciones sobre Concordia, y ocasionando la pérdida de la división del comandante Estigarribia, pues la presencia de las fuerzas del general Robles habrían salvado aquella división de las tramas de la Uruguayana, antes de haberse metido allí los ejércitos de la triple alianza.
** Estando en su nuevo campamento el general Robles, agravó las sospechas que hicieron despertar aquellas comunicaciones, el hecho de haber tirado al suelo una condecoración de la Orden Nacional del Mérito con que fué agraciado por el gobierno del Paraguay, cuando llegó a la capilla del Empedrado, diciendo que él no merecía aquella distinción, porque no tenía ganada ninguna acción, y más bien el gobierno debía atender a los méritos de su hermano, el teniente de marina Ezequiel Robles, sacrificado en el combate naval del Riachuelo. Aquel hecho fué presenciado y esas palabras escuchadas por algunos jefes y oficiales de su estado mayor López, para atacar con toda la escuadra nacional a la de la triple alianza, estacionada frente al Riachuelo.
** El teniente coronel de artillería ligera (después general) don José María Bruguez, de acuerdo con el comandante en jefe de la escuadra nacional, ocupó en la noche del 10 de Junio del citado año las barranqueras del riachuelo sobre el río Paraná con tres mil hombres y treinta piezas de artillería ligera, para apoyar el movimiento de la escuadra paraguaya, en operaciones sobre el de la triple alianza.
** Hallándose en esta disposición las fuerzas paraguayas, se determinó que a las ocho de la mañana del día 11 de dicho mes de Junio marchara la escuadra paraguaya aguas abajo sobre la escuadra enemiga, que se hallaba frente al Riachuelo, y así se hizo el mismo día 11, a donde se trabaron en reñidísimo combate de parte a parte, el cual duró más de ocho horas.
** Durante la lucha se abordaron a dos de los vapores enemigos: el vapor "Yaquitinena", varado por el enemigo al frente de las baterías del comandante Bruguez, y destrozado con su tribulación; el vapor enemigo "Paranaiba", inutilizado y abandonado por su tripulación, y conducido después a remolque por dos de los vapores de la escuadra enemiga.
** Las pérdidas que tuvo la escuadra del Paraguay son considerables; consisten en tres vapores a pique, y de cuya tripulación apenas salvaron algunos; cuatro lanchas cañoneras abandonadas por sus remolques, por la cual circunstancia los enemigos se apoderaron de ellas, lamentando además la pérdida del comandante en jefe de la escuadra paraguaya, don Pedro Ignacio Meza, que gravemente herido en el combate, fue conducido al campamento de Humaitá, donde falleció a consecuencia de las heridas el 28 de Junio, después de diecisiete días del combate.
** Las baterías colocadas convenientemente por el comandante Bruguez hicieron mucho daño al enemigo en la acción naval de este día, sin haber sufrido ningún daño en el personal de las fuerzas de su mando y menos en sus baterías.

Podrá continuar disfrutando de estos relatos en PORTALGUARANI.COM

Fuente: TESTIMONIOS DE LA GUERRA GRANDE
y MUERTE DEL MARISCAL LÓPEZ (TOMO I)
Recopilación, Introducción y Notas de Julio César Frutos
Colección IMAGINACIÓN Y MEMORIAS DEL PARAGUAY
Dirigida por: RUBÉN BAREIRO SAGUIER y CARLOS VILLAGRA MARSAL
Edición especial de SERVILIBRO para ABC COLOR
Asunción-Paraguay 2007 (107 páginas)
**/**
ÍNDICE
Propósito: Rubén Bareiro Saguier - Carlos Villagra Marsal
Introducción: Julio César Frutos
TESTIMONIOS DE LA GUERRA GRANDE
Biografía militar // General Pedro B. Duarte
Diario de Guerra // José Segundo Decoud
Crónica de Guerra // Capitán Leandro Pineda
Asalto al Fuerte de Coimbra // General Francisco L Resquín
MUERTE DEL MARISCAL LÓPEZ
Cerro Corá // Coronel Silvestre Aveiro
Marzo de 1870 // Efraím Cardozo
Apuntes biográficos // Coronel Juan C. Centurión
1° de marzo de 1870. Cerro Corá // Alférez Ignacio Ibarra
Exposición y protesta // Mme. Elisa Alicia Lynch

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada